A - I n f o s

a multi-lingual news service by, for, and about anarchists **
News in all languages
Last 40 posts (Homepage) Last two weeks' posts Our archives of old posts

The last 100 posts, according to language
Greek_ 中文 Chinese_ Castellano_ Catalan_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_ _The.Supplement

The First Few Lines of The Last 10 posts in:
Castellano_ Deutsch_ Nederlands_ English_ Français_ Italiano_ Polski_ Português_ Russkyi_ Suomi_ Svenska_ Türkçe_
First few lines of all posts of last 24 hours | of past 30 days | of 2002 | of 2003 | of 2004 | of 2005 | of 2006 | of 2007 | of 2008 | of 2009 | of 2010 | of 2011 | of 2012 | of 2013 | of 2014 | of 2015 | of 2016 | of 2017 | of 2018 | of 2019 | of 2020

Syndication Of A-Infos - including RDF - How to Syndicate A-Infos
Subscribe to the a-infos newsgroups

(ca) federacion anarquista uruguaya - En Córdoba y en todo el mundo: organización y acción directa contra la pandemia capitalista!

Date Thu, 21 May 2020 09:55:04 +0300


Coyuntura cordobesa y declaración del Primer Congreso de la OAC Abril 2020 Crisis sanitaria-social-económica y el gobierno del PJ cordobés ---- Desde que se comenzaron a detectar los primeros casos del nuevo coronavirus en Argentina en el mes de marzo, Córdoba se fue perfilando como una de las zonas de mayor riesgo sanitario junto con Buenos Aires y Santa Fé. En éste marco de pandemia se vino a profundizar aún más la crisis sanitaria, económica y social preexistente, poniendo de manifiesto las opresiones y desigualdades estructurales que se fueron gestando a lo largo del tiempo por medio de constantes ataques hacia el pueblo por parte de los gobiernos, empresarios y terratenientes. En una provincia marcada por la hegemonía y dominio del PJ cordobés bajo el signo aún vigente del caudillo José M.
De la Sota, hacemos algunas lecturas sobre la situación actual.
Abril comenzó con la noticia de que los gobernadores y demás miembros de la casta política que cobran vitaliciamente sueldos extraordinarios, y a raíz de las críticas impulsadas por un sector del empresariado y adherido por parte de la sociedad, pasarían a cobrar una menor cantidad para "donarlo" al sistema de salud. Un sistema de salud vaciado y abandonado por décadas de políticas
neoliberales cuya precariedad deja entrever su ineficiencia en cuestiones de infraestructura, insumos y precarización de sus trabajadorxs para contener semejante situación sanitaria como la que atravesamos hoy. Queda graficado en la propuesta publicitada por el gobierno de acondicionar el estadio Kempes para atender infectadxs con coronavirus y con la excavación de 2000 fosas en el
cementerio de San Vicente, que lo peor está por venir, y la situación es reconocida por el propio gobierno Schiarettista.

Los recurrentes problemas presupuestarios que se dirimen entre gobierno provincial y nacional ésta vez cobran mayor magnitud al tratarse de los fondos que la salud pública requieren.
Pero es detrás de la disputa histórica contra el centralismo porteño (fogoneada por el cordobesismo
en el gobierno) que se esconde el abandono y la desidia del Estado-patrón contra lxs trabajadorxs
estatales, tanto de la sanidad como de otras áreas.
Miserias del Estado-patrón contra lxs trabajadorxs
El abandono del sistema sanitario ahora hace mella en lxs trabajadorxs de la salud que
reclaman más presupuesto y recursos para poder afrontar la pandemia. Según cifras oficiales son
más de 300 trabajadorxs de la salud infectadxs. Con excesivas horas de trabajo y que en la mayoría
de los casos tienen que trabajar en más de un espacio hospitalario con falta de insumos y
deficiencias de infraestructura. A nivel nacional a medida que pasa el tiempo lxs trabajadorxs de la
salud van logrando poner en marcha mecanismos para su autoorganización y lucha por sus vidas
que ponen en riesgo al enfrentar la crisis sanitaria y contra la desidia de los gobiernos.
Schiaretti ya anunció que es probable que el pago a lxs trabajadorxs estatales del mes de
abril sea postergado o cubierto con la emisión de cuasi moneda. Lxs trabajadorxs del sector público
(docentes, medicxs, administrativxs, jubiladxs etc.), vienen denunciando que el gobierno de la
provincia no da respuesta ante el reclamo por sus aportes a un fondo común que en caso de
"catástrofe", pandemia etc., sería utilizado para mitigar los problemas que trajeran dicha
emergencia.
Párrafo aparte merece la situación de lxs trabajadorxs estatales precarizadxs,
monotributistas y contratadxs, a cuya situación de miseria salarial, inestabilidad laboral, falta de
aportes y hostigamiento antisindical por parte del Estado-patrón, se le suman las condiciones de
trabajo insalubres a las que son sometidxs. La lucha de lxs trabajadorxs estatales precarizadxs
data ya de varios años sin respuestas por parte del gobierno.
De la misma forma se dieron de baja los diversos programas de empleo que ofrecía el Estado
provincial que ya de por sí eran extremadamente precarios y servían a las empresas para abaratar
sus costos en mano de obra. Por medio de mensaje de texto el gobierno dejó sin su fuente laboral
a lxs trabajadorxs de los programas PPP, PIP, XMi, Pila, en otro duro ataque hacia lxs trabajadorxs.
A éste panorama se suman lxs trabajadores de la cultura a quienes tanto el gobierno de la
provincia, como el gobierno nacional no ha dado respuestas serias ante la situación que se les
presenta con la prohibición de eventos públicos, además de que tampoco les han cancelado deudas
que mantienen con esos trabajadores por espectáculos ya realizados. Se evidencia el abandono por
parte del Estado hacia el sector, sumado a la inactividad y el silencio de los organismos que
deberían estar representando sus reclamos. Más allá de la la inacción de las burocracias, lxs
trabajadores de la cultura se organizan para hacerse oír.
Patronales dispuestas a no perder ni un centavo
La recesión provincial que se arrastra hace dos años, y las deudas con proveedores del
Estado provincial, llevaron a la emisión de un bono para el pago a los proveedores que valdría para
esas empresas la liquidación de deudas tributarias. Mientras el gobierno se preocupa de mantener
una relación saludable con el empresariado, el índice de pobreza e indigencia en la provincia no
para de crecer, estamos hablando de aproximadamente 600.000 personas que viven bajo la línea
de indigencia.
La intransigencia del empresariado tanto local como nacional y transnacional para no perder
ni un céntimo de sus ganancias y salir bien parados de la crisis económica y financiera local y global
más importante desde el crack del ´29, viene a profundizar los ataques hacia el pueblo trabajador
cordobés que no son para nada nuevos, sino que datan de décadas de negligencias de las patronales
del sector privado.
Venimos de la histórica lucha de lxs trabajadorxs de Molinos Minetti en defensa de sus
puestos de trabajo contra el abandono de la patronal de un imperio empresarial de gran influencia
histórica en gobiernos dictatoriales y de la actual "democracia". Tras el nefasto hostigamiento
policial-judicial-sindical contra las familias Molineras, el conflicto lejos de resolverse sigue sin
respuesta.
Éstos ataques contra lxs trabajadorxs del sector privado vienen desde antes de la
emergencia sanitaria, sin embargo las suspensiones, despidos y el no pago de sueldos vienen
aumentando de manera alarmante desde la llegada del coronavirus y el decreto de aislamiento
social que paralizó gran parte de la economía. A nivel nacional el sector de la construcción viene
siendo atacado, con el caso de los 1500 despidos en Techint como ejemplo paradigmático, lo que
repercute duramente en Córdoba. El sector de comercio juega un papel muy importante en la
cuarentena. Las grandes cadenas de supermercados en la mayoría de los casos no están
proveyendo a lxs trabajadorxs de elementos de higiene y condiciones salubres para la prevención
del contagio. Como actividad esencial de proveer a la población de alimentación y otros insumos,
éste sector se vuelve clave, y resulta indispensable la organización y acción directa de sus
trabajadorxs para la defensa de su salud y sus derechos. Los sectores más precarizados como
gastronómicos se ven muy atacadxs con el no pago de sus salarios y gran cantidad de pérdida de
puestos de trabajo.
Por otro lado lxs trabajadorxs de aplicaciones virtuales que el gobierno tanto nacional como
provincial han publicitado como medio para que la población en general haga uso del servicio para
evitar salir y #quedarseencasa, acumulan una enorme cantidad de trabajadorxs precarizadxs sin
ningún tipo de aportes ni derechos laborales. A la situación de extrema precariedad se le suma que
ante la situación de emergencia sanitaria ni siquiera cuentan con los elementos necesarios para
prevenir el contagio como son los guantes, barbijo y alcohol en gel.
Es evidente que los gobiernos y empresarios no están dispuestxs a perder ni un céntimo de
sus ganancias, todo a costa de la vida de lxs trabajadorxs y de dejar a gran parte del pueblo en la
calle y bajo la línea de pobreza. La intención es que seamos otra vez lxs trabajadorxs quienes
paguemos los platos rotos de la crisis sanitaria-social-económica.
Si no nos mata el virus, nos mata el hambre, o la policía
La situación en los barrios-ciudad cordobeses es crítica. Vecinxs que deben salir a buscar
leña para calentarse un poco en este invierno, y buscar agua en las canillas comunitarias,
evidencian el desinterés del gobierno por urbanizar los "barrios-ciudad" de la capital. Barrios que
en algún momento fueron creados por De la Sota como medida para desplazar hacia afuera de la
ciudad a quienes para lxs de arriba somos población "sobrante". Para los sectores populares a
quienes la precarización de la vida afecta de manera drástica es imposible cumplir con el imperativo
de "quedarse en casa".
En una situación de hacinamiento y extrema precariedad en la cual una enorme parte de la
población sobrevive el día a día del trabajo informal, de hacer changas, trabajo doméstico, de
limpieza, peones de construcción, etc. la situación es por demás alarmante. Las fuentes de
subsistencia se ven restringidas y el riesgo sanitario es altísimo. Es por demás preocupante la
situación hacia un futuro cuando el virus llegue a nuestros barrios, por esto resulta de gran
importancia ir vislumbrando una salida desde lo colectivo, desde estrategias de apoyo mutuo y
solidaridad para enfrentar la situación de abandono y exigir al Estado una vida digna.
Resulta imposible quedarse en casa porque si no mata el coronavirus mata el hambre. Las
organizaciones sociales están haciendo enormes esfuerzos para sostener merenderos, comedores,
ollas populares y se tejen variadas expresiones de solidaridad y apoyo mutuo entre lxs de abajo.
Mientras el gobierno actúa por omisión e incluso interviene recortando los programas sociales y de
empleo. Si bien la solidaridad está presente en los barrios populares de la Docta, y el apoyo mutuo
entre los de abajo se manifiesta en cada olla popular y el reparto de insumos de limpieza, no alcanza
y es urgente que el gobierno provincial tome de una vez por todas cuenta de la necesidad y urgencia
de urbanizar los barrios populares.
Ante la profundización de la pobreza estructural y el hambre que acecha en los barrios, hay
un aspecto en el cual el gobierno sí ha actuado estableciendo políticas de un "Estado
presente": desde el decreto del aislamiento obligatorio suman decenas de miles de detenciones,
las fuerzas represivas llevan su violencia e impunidad al extremo en las calles llevando a cabo todo
tipo de atrocidades contra lxs de abajo, contra lo que para ellos es la "población sobrante"
remarcando el carácter de clase de las fuerzas represivas del Estado. El coronavirus sirvió para
los gobiernos, incluido el de Córdoba, para profundizar el control social sobre nuestrxs cuerpxs y
territorios. La virulenta narcopolicía de Córdoba en conjunto con las fuerzas represivas federales
encuentran rienda suelta en ésta orden política de intervenir con un propósito "sanitario" para
torturar, verduguear, encarcelar y disparar contra lxs de abajo.
En esta línea, la situación en cárceles es de extremo cinismo. Hacia el interior de las cárceles
de las provincias no existe ningún tipo de condición de prevención o higiene en el hacinamiento
superpobladas jaulas, como fue visibilizado en las protestas en la cárcel de Bower que fueron
violentamente reprimidas. Se han presentado diversos recursos legales por abogadxs del campo
popular que no son tenidos en cuenta por el poder judicial, lo que evidencia la intencionalidad
genocida por parte del gobierno, que consiste en sostener las cárceles como campos de
concentración, en las cuales los internos mueren por las condiciones de higiene, hacinamiento,
enfermedades o dudosos "suicidios".
Violencia patriarcal en aumento
El confinamiento obligatorio no es lo mismo para todxs. Pues mientras los de arriba toman
vuelos a sus casas privadas en bellos lugares apenas se decretó el aislamiento, la mayoría de
nosotrxs, lxs de abajo debemos permanecer en nuestros hogares, o nuestros espacios rentados y
esa es otra problemática que se presenta, el pago de alquileres.
La situación de confinamiento obliga a muchas personas a tener que convivir con su abusador
sin la posibilidad de huir, pues de hacerlo el siguiente peligro es la policía. La violencia patriarcal
en las condiciones de encierro y aislamiento crece exponencialmente. Mientras tanto la negligencia
de un Estado que se jacta tras la retórica de un supuesto feminismo, se materializa en la falta de
políticas públicas y el vaciamiento del Polo de la Mujer, que repercute en la precarización de sus
trabajadoras, quienes vienen denunciando la situación hace también varios años.
"El hogar" históricamente ha sido el lugar de la violencia hacia las mujeres más silenciado
por la sociedad que carga sobre el género femenino toda una mística para legitimar el sistema
patriarcal y para la continuidad del capitalismo como régimen económico y social.
Ante el aumento de la cantidad de femicidios ocurridos en lo que lleva el año 2020,
apostamos a seguir extendiendo nuestras redes de solidaridad entre mujeres, travas, trans,
lesbianas, no binaries para parar la violencia machista.
Educación pública, virtualidad, problemas de acceso y permanencia
Cuando el qué pensar y qué conocimientos absorber importa más que el cómo producir
conocimiento y pensamiento crítico se cree que las "soluciones rápidas" son atajos. Pues es
imposible negar que la virtualización de la educación que ha sido la propuesta del gobierno para la
continuidad educativa es excluyente. La decisión del ministerio de educación cordobés de traspasar
el ciclo lectivo de forma azaroza y mecánica a la virtualidad se trata de una negligencia terrible y
un riesgo para la educación pública. Pues si bien el programa conectar igualdad de la gestión
kirchnerista se basó en la propuesta de hacer llegar a cada estudiante de los distintos niveles de la
educación acceso a los dispositivos, con el mandato macrista se vio cancelado, lo que imposibilitó
aún más el acceso a un computador para los sectores populares. Se requiere para el desarrollo de
clases virtuales y actividades una buena conectividad de internet además de las herramientas para
manejar esas plataformas, y para la gran mayoría de la población que conforman las instituciones
educativas (tanto lxs estudiantes como el sector docente y no docente) es aún algo pendiente. No
es la misma situación esta para el sector público que el privado, pues en el sector privado la
tecnocratización se arrastra desde los 90 con el menemismo.
Es importante señalar que el hecho pedagógico basado en el encuentro, en el intercambio,
en los vínculos que se tejen en lo colectivo no se puede reemplazar con un archivo pdf o una
videollamada. A lo que también sumamos la desvalorización de la escuela como espacio de
contención para lxs miles de pibxs de la provincia. Es necesario que la escuela pública provea de
estrategias de acompañamiento y de apoyo ante ésta situación, contrariamente a buscar solucionar
todos los contenidos de un ciclo lectivo como si la "normalidad" no se hubiera interrumpido.
En la UNC por otra parte el rectorado de Juri se relame ante la situación, pues es su
oportunidad para avanzar a paso acelerado en sus políticas mercantilizadoras de la educación que
viene intentando imponer desde la contrarreforma en 2016. La intención de vaciar las aulas y llevar
nuestra formación a las plataformas virtuales pagas con las cuales la universidad tiene convenios
(EdX, Microsoft) se cristalizó una vez más en el anuncio unilateral del rectorado de pasar toda
actividad académica a la virtualidad y que el resto funcione como un laboratorio experimental sobre
quién tenga la mejor idea de cómo implementarla y sálvese quien pueda. En una medida que nada
tiene que ver con el cogobierno y que deja a miles de compañerxs fuera de la universidad.
Sin embargo, creemos que más allá de que es muy importante que el movimiento estudiantil
eleve sus reivindicaciones y defienda la educación pública en unidad de acción y a través de la
organización, creemos que es importante reflexionar sobre el hecho de que nos encontramos en
una situación inédita para nuestros tiempos, y la carrera por aprobar y cumplir con tiempos
institucionales y burocráticos no puede ser más prioritarios que el cuidado de nuestra salud además
de considerar que el cómo aprender es muy importante para el aprendizaje, la transmisión y el
pensamiento crítico.
La cuestión de la tecnocratización no es el único problema que se agrava, la precarización
en el sistema educativo emerge sin salvavidas para aquellos que integran el área a nivel docente y
no docente.
Además de los malabares que dejan a cada docente librado a su suerte para llevar a cabo un
cursado virtual se le suma la situación de lxs docentes de suplencia, con licencia y aquellxs que
integran los programas provinciales como el Plan Fines, CAJ, CAI, quienes fueron suspendidos de
sus cargos ante esta situación. Se cristaliza la precarización de lo ya muy precarizado.
Se exige por la concreción y designación de cargos docentes y auxiliares, bonos para atajar
la vulnerabilidad de los trabajadorxs mencionados arriba, continuidad de las obras sociales, y
salario mínimo de 35.000 pesos en general. Aunques sin respuestas ni propuestas por parte de la
cúpula sindical. Situación conocida a lo largo de décadas de inacción y abandono de la cúpula
sindical.
La salida es colectiva a través de la organización y la acción directa
Como se ha visto a nivel global, el cambio de etapa a partir de la irrupción del Covid-19 nos
trae nuevas complejidades y desafíos para las clases oprimidas, lo cual nos hace repreguntarnos
sobre la coyuntura a nivel local en Córdoba.
La construcción de poder popular desde abajo sigue siendo el horizonte estratégico para
avanzar en el planteo emancipatorio contra las clases dominantes. A través de la organización y la
acción directa de lxs oprimidxs tanto en los lugares de trabajo, en los espacios de estudio y en
nuestros barrios es que iremos tejiendo una trama de confrontación contra el sistema de
dominación que nos va a posibilitar la ruptura necesaria para una vida digna.
Hoy en día a lo inmediato es clave sostener y profundizar con acción directa y organizando la
rabia, en los conflictos vigentes en espacios de servicios esenciales. Desde el sector privado el
sector de comercio e industrias que no pararon son claves. Por otro lado la crisis sanitaria reubicó
al Estado en un lugar de extrema preponderancia, al golpear el virus en la estructura de
funcionamiento capitalista de la cual se exige a los Estados ser garantes de su ordenamiento, y
también al estar concentrado en su aparato la gestión de la salud como sector de importancia vital.
En la administración cordobesa encontramos sus respuestas a éstos requerimientos de la crisis
sanitaria desde el desprecio y ataque hacia las clases oprimidas ya esperable por parte del
pejotismo rancio de Schiaretti.
Pero como entendemos que no se trata meramente de las figuras que ostentan el poder de
turno sino que se trata de la dimensión estructural del sistema de dominación es que nuestra
mirada debe ser sistémica. Es por eso que hablamos del Estado-patrón, entendiendo que la
confrontación de clase se debe dar más allá de los gobiernos de turno. En la actual coyuntura el
Estado-patrón en Córdoba ha incrementado los hostigamientos a ritmos acelerados contra quienes
sostienen el funcionamiento de las áreas "esenciales". Es por ésto que la resistencia y la
organización de lxs trabajadorxs de éstos sectores se vuelve clave. Profundizar y dinamizar éstos
conflictos es sumamente necesario, y desde este planteo también se irá vislumbrando un camino
que conlleve a desconcentrar del monopolio del Estado sobre la gestión de la salud, la educación,
etc. Y tenga como horizonte la socialización y gestión popular del sistema sanitario para ser puesto
al servicio del pueblo y no del mercado.
Así como es fundamental la tarea de organización de lxs trabajadorxs, es necesaria la
organización de estudiantes y vecinxs en los territorios mediante agrupaciones de base, desde
abajo, que tomen en sus propias manos los conflictos que el sistema de dominación trae intrínsecos.
Como organizaciones desde lo social amplias, horizontales, federalistas, sin vanguardias
dirigenciales ni burocracias. Actuando con firmeza desde la independencia de clase y a través de la
acción directa.
A su vez desde el anarquismo organizado, para esta etapa se vuelve aún más necesaria la
construcción de una organización política fuerte que nos permita avanzar en éste camino de
ruptura. Como parte del planteo especifista vemos la importancia de que nuestra herramienta
política crezca como fuente de sustento político-ideológico, fortaleza y potencia para lxs
anarquistas en éste camino de construcción de una propuesta política libertaria enraizada en todas
las luchas del pueblo. La doble militancia en lo político-social y en lo político ideológico como
esferas diferenciadas pero en constante interacción es parte medular de la acción cotidiana que
hacemos carne con la humildad de nuestro lugar pero con la firmeza de nuestras convicciones.
Teniendo en cuenta siempre que la libertad es un músculo a ejercitar, como resuena en la voz de
Maite Amaya.
Como final de nuestra primera instancia de Congreso que nos da aire, nos permite analizar
de la forma más precisa posible nuestros próximos pasos y reestructurar ésta apuesta política en
Córdoba, dejamos en claro la convicción de que la salida a las miserias del sistema patriarcalcolonial-capitalista está en las manos de lxs propixs oprimidxs. En consecuencia con ésto queda
en claro nuestra voluntad acérrima de continuar caminando de forma inclaudicable hacia el
socialismo en libertad. Invitamos a todxs lxs compañerxs a sumarse a nuestra propuesta para
fortalecer y enraizar el anarquismo en las luchas del pueblo.
CONTRA LA PANDEMIA CAPITALISTA, SOLIDARIDAD Y APOYO MUTUO ENTRE LXS
DE ABAJO
¡SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO!
ORGANIZACIÓN Y ACCIÓN DIRECTA PARA CONSTRUIR UN PUEBLO FUERTE
¡¡POR EL SOCIALISMO EN LIBERTAD!!
OAC - Primer Congreso

http://federacionanarquistauruguaya.uy/coyuntura-cordobesa-y-declaracion-del-primer-congreso-de-la-oac/
_______________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
De, Por y Para Anarquistas
Para enviar artculos en castellano escribir a: A-infos-ca@ainfos.ca
Para suscribirse/desuscribirse: http://ainfos.ca/cgi-bin/mailman/listinfo/a-infos-ca
Archivo: http://www.ainfos.ca/ca
A-Infos Information Center